jueves, 3 de abril de 2014

Pasteis de nata (o de Belem)




   Este verano pasamos un par de días en Lisboa y no podíamos venir sin probar los famosísimos Pasteis de Belem... deliciosos. Decidí hacerlos, no están tan tan ricos como los genuínos pero de verdad que son buenos... y fáciles de hacer.

Hace tiempo hice los pequeñitos y esta semana decidí ir más allá y hacer lo mismo en tarta y ha merecido la pena, es una tarta muy recomendable, a mi lo que me resulta más curioso es el sabor portugués que tiene... sin llevar ningún ingrediente extraordinario tiene ese toque dulce y meloso del país vecino. Habrá miles de recetas, yo hice esta:
INGREDIENTES:
Para los pequeños:
Dos planchas de hojaldre
1/4 l de leche( 1 vaso) 1/4 l de agua, 200 g de azúcar, 4 yemas. 30 g de harina( dos cucharadas mas o menos), canela y cáscara de limón.
El truco está en como se hacen las cestillos de hojaldre: enrollamos la masa y vamos cortando trozos de unos dos cms, con el dedo gordo vamos bajando los primeros círculos del trozo de masa y formando el cestito, hay que unir bien  y cerrar la parte de abajo. No creo que muchos de nosotros  tengamos el tipo de molde necesario para poner estos cestitos, yo he resuelto usando moldes de madalena. 
Una vez que tenemos los cestitos ya hechos procedemos a hacer el relleno, para ello mezclamos el agua con el azúcar y llevamos a ebullición, dejamos hervir 5 minutos a fuego medio y retiramos, ya tenemos el almíbar que debe de  estar a punto de hilo fino.
Ponemos la leche (excepto una poquita que dejaremos en un bol) a calentar con la cáscara de limón y palos de canela, cuando hierva retiramos  y dejamos reposar para que se aromatice. 
En el bol en el que habíamos dejado la leche añadimos la harina y mezclamos muy bien, vamos añadiendo la leche templada ya colada y removemos,  añadimos las yemas previamente batidas, una vez bien mezclado volvemos  a calentar sin dejar hervir.  A esto le vamos a ir añadiendo el almíbar reservado poco a poco y mezclando con una varillas. Cuando lo tenemos  todo podemos volver a colar para que quede bien bien fina la crema y vamos rellenando los moldecitos. 
Con el horno bien caliente y calor arriba,  abajo y ventilador  a 180 º los dejamos hasta que los vemos doraditos, más o menos 15 minutos.
La TARTA 
Preparamos un molde con masa quebrada y metemos al horno  una  vez pinchada y  con unas legumbres encima para que no pierda la forma( sobre papel de horno las legumbres, para que las podamos retirar después sin problemas. Dejamos la masa en el horno bien caliente a 180º durante 8 minutos, mientras preparamos la crema. Cuando esté lista la masa retiramos las legumbres y ponemos la crema, volvemos a meter al horno y en unos 20 minutos estará lista. Cuidado por que al ser grande necesita más tiempo y no puede estar todo el tiempo con calor arriba se nos quemaría la masa, 10 minutos solo calor abajo y  los últimos minutos con calor arriba y abajo. Esta no se puede quedar tan doradita como los pequeños pues se nos quemaría la parte de abajo... se puede tostar con soplete o decorar con canela.











Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...