viernes, 5 de septiembre de 2014

Mermelada de ciruelas













  Todos los años en septiembre tenemos ciruelas claudias en abundancia, las trae mi marido de la finca de un amigo,  hago un reparto a conocidos, me quedo unas poquitas para comer y hago como un par de kilos en mermelada, no me gusta hacer más por que pierde calidad y por que me gusta hacer de otras frutas también.
  Este año me ha quedado deliciosa.
     He desarrollado una técnica para hacer mermeladas de estas que tienen que pasar por pasapuré, como no me gusta esa sensación de puré que les queda he buscado la manera de darle brillo y melosidad. Además no me gustan las mermeladas muy dulces, siempre reduzco la cantidad de azúcar de las recetas. Os explico como lo he hecho:
      INGREDIENTES
Unos dos kgs de ciruelas
Medio kilo de azúcar
1 limón
1 vaso de agua
     ELABORACIÓN
  Lavamos bien las ciruelas y quitamos el hueso central, ponemos en trozos  y añadimos un poco de zumo de limón, en una cazuela amplia y alta (al final salpica mucho). Dejamos a fuego bajo 45 minutos  más o menos, hasta que la fruta se ablanda. A continuación la pasamos por el pasapuré y  volvemos a poner  a reducir la fruta, dándole vueltas continuamente.
   Por otra parte vamos a poner la mitad del azúcar  con medio vaso de agua y zumo de medio limón  para hacer un almíbar, que tiene que quedar muy espeso, de tal forma que caiga en hilo gordo si intentas dejarlo caer desde la cuchara, que tenga dificultad para caer.  Cuando consigamos ese punto lo retiramos del fuego.
Seguimos trabajando la fruta para que se reduzca sin pegarse, añadimos el resto del azúcar y removemos unos minutos más.
  Finalizamos mezclando la fruta con el almíbar y dejamos hervir juntos unos minutos. Retiramos y ponemos en tarros previamente esterilizados, yo lo hago en el microondas poniendo un poco de agua en el tarro y dejando unos minutos a máxima potencia.
  Cuando la mermelada está recién sacada la metemos en los tarros y cerramos bien, con el propio calor de la mermelada cogerá presión y no es necesario hacer nada más.
 La cantidad de azúcar que se recomienda en todas la recetas es el peso de la fruta una vez cocida o la mitad del peso de la fruta en crudo, yo le pongo siempre un poco menos, pero creo que es conveniente que la probéis para decidir si queréis que sea más dulce.



lunes, 9 de junio de 2014

Light, ideas para reducir calorías

    Ayyyyyyy, tengo boda, y aunque no la tuviera... el invierno hace estragos, con el frío gusta cocinar y comer contundente y eso deja huella... Pues eso que de vez en cuando hay que atacar. Como ya he dicho alguna otra vez yo tengo que hacer dieta pensando en cocinar lo menos posible pues hacer por la noche dos comidas y cenas es casi imposible y la otra opción: todos a dieta,  no es recomendable para mis nenes de 13 y 11 años, ellos tienen que alimentarse correctamente.
A mi me preocupa comer bien y nunca hago dietas milagro, simplemente como más ensaladas, reduzco grasas  animales totalmente y en los primeros días también reduzco el consumo de hidratos de carbono, pero no me gusta pasar hambre.
Os presento algunas de las opciones elegidas esta semana:
  • Ensalada de pasta con jamón cocido                                         queso fresco light y unos langostinos cocidos, aliñado todo con poca sal, un chorrito de AOVE y orégano.


  •  Ensalada de pollo  con cherrys amarillos y gulas                                                                                Pues eso, unos tomatitos, cebolleta fresa, pechuga asada en sartén con especias y vinagre de módena en el último momento. Una vez fría la cortamos en lonchas muy finas. Acompañar con gulas salteadas con ajo y guindilla.  Terminara con una hoja de albahaca fresca recien cortada.



  •  Otra modalidad de ensalada de pechuga con diferentes tomates: canario, kumato mini y cherry.



  •    Salmorejo de zanahoria:

   Poner 5 tomates maduros, 5 zanahorias peladas y un diente de ajo en la batidora( No hagáis como yo que puse primero la zanahoria porque tuve que sacarla y poner primero el tomate, la zanahoria es demasiado dura y no tiene jugos, mejor tomate abajo) Batir y añadir sal, un chorrito de vinagre y aceite en hilo para que se emulsione bien. Poner la mínima cantidad posible de aceite.






  Aquí os enseño el resultado de un menú completo light con invitados.

  •   Entrantes: mejillones con vinagreta y salmorejo de zanahoria
  •   Primeros: Fajitas integrales de pollo con verduras, con toquecito picante.
  •   Principal: merluza con almejas en salsa verde ligera y ensalada, con aceitunas de adorno, que eso está prohibido. 

  Espero que os haya gustado. Salud


viernes, 16 de mayo de 2014

Flan de mató



Esta pasada Semana Santa estuvimos en Sitges con mi cuñada Amy, mi  sobrino Ramji y Luis, unos días estupendos de turismo, de playa y de primos que se reúnen pocas veces y disfrutan mucho estando juntos.     La variada y rica oferta gastronómica de Catalunya estuvo en la mesa, lo típico cuando la familia se reúne... hay que disfrutar,  y mi cuñada hace unas paellas y unas tortillas de patatas que "quitan el sentío". Además de otras delicias nos presentó un delicioso flan de mató elaborado artesanalmente en una Lletería que estaba de verdad muy muy bueno, a mi hijo Alvaro le gustaba con locura, así que pensé que tenía que intentar hacerlo. Aquí está el resultado, he estado investigando por la red distintas recetas y mezclando unas con otras he hecho la mía propia y me ha quedado prácticamente igual al  que comprábamos allí. Os presento la receta, fácil, rápida y buena. De esas que me gustan  a mi, la mar de resultonas

INGREDIENTES



 1 brick de nata líquida de los pequeños
Leche hasta completa 600ml de líquido
1 pack de requesón, en mi caso el de mercadona
1 sobre y medio de cuajada royal
Cáscara de limón
4 cucharadas colmadas de azúcar o 5 si te gusta muy dulce.
Caramelo( unos 100g de azúcar, gotas de zumo de limón, un para de cucharadas de agua)

                                                                 PREPARACIÓN

  Comenzamos haciendo el caramelo para lo cual ponemos en un cazo o sartén unos 100 g de azucar con unas gotas de limón, cuando empieza a tomar un color rubio retiramos del fuego,probablemente con el calor residual del cazo se ponga bastante más oscuro, cuando ha templado le añadimos unas cucharadas de agua y mezclamos bien. POnemos sobre los  moldes.
   Ponemos  en una jarra medidora la nata  añadimos leche hasta completar los 600 ml. Separar más de la mitad y poner a hervir con el azúcar y cáscara de limón.
en el líquido restante añadimos la cuajada y el requesón y batimos muy muy bien. Cuando la leche hierva retirar del fuego y quitar la cáscara de limón. Añadir la mezcla preparada de requesón y batir bien con l abatidora todo el conjunto, voler a poner al fuego. Remover bien hasta que vuelva a hervir.  Retirar del fuego en cuanto alcance la ebullición y dejara templar. 
  Poner en los moldes preparados y dejar enfriar en nevera unas horas.
  Yo tenía prisa y los puse al baño maría frío con hielo.
 









jueves, 3 de abril de 2014

Pasteis de nata (o de Belem)




   Este verano pasamos un par de días en Lisboa y no podíamos venir sin probar los famosísimos Pasteis de Belem... deliciosos. Decidí hacerlos, no están tan tan ricos como los genuínos pero de verdad que son buenos... y fáciles de hacer.

Hace tiempo hice los pequeñitos y esta semana decidí ir más allá y hacer lo mismo en tarta y ha merecido la pena, es una tarta muy recomendable, a mi lo que me resulta más curioso es el sabor portugués que tiene... sin llevar ningún ingrediente extraordinario tiene ese toque dulce y meloso del país vecino. Habrá miles de recetas, yo hice esta:
INGREDIENTES:
Para los pequeños:
Dos planchas de hojaldre
1/4 l de leche( 1 vaso) 1/4 l de agua, 200 g de azúcar, 4 yemas. 30 g de harina( dos cucharadas mas o menos), canela y cáscara de limón.
El truco está en como se hacen las cestillos de hojaldre: enrollamos la masa y vamos cortando trozos de unos dos cms, con el dedo gordo vamos bajando los primeros círculos del trozo de masa y formando el cestito, hay que unir bien  y cerrar la parte de abajo. No creo que muchos de nosotros  tengamos el tipo de molde necesario para poner estos cestitos, yo he resuelto usando moldes de madalena. 
Una vez que tenemos los cestitos ya hechos procedemos a hacer el relleno, para ello mezclamos el agua con el azúcar y llevamos a ebullición, dejamos hervir 5 minutos a fuego medio y retiramos, ya tenemos el almíbar que debe de  estar a punto de hilo fino.
Ponemos la leche (excepto una poquita que dejaremos en un bol) a calentar con la cáscara de limón y palos de canela, cuando hierva retiramos  y dejamos reposar para que se aromatice. 
En el bol en el que habíamos dejado la leche añadimos la harina y mezclamos muy bien, vamos añadiendo la leche templada ya colada y removemos,  añadimos las yemas previamente batidas, una vez bien mezclado volvemos  a calentar sin dejar hervir.  A esto le vamos a ir añadiendo el almíbar reservado poco a poco y mezclando con una varillas. Cuando lo tenemos  todo podemos volver a colar para que quede bien bien fina la crema y vamos rellenando los moldecitos. 
Con el horno bien caliente y calor arriba,  abajo y ventilador  a 180 º los dejamos hasta que los vemos doraditos, más o menos 15 minutos.
La TARTA 
Preparamos un molde con masa quebrada y metemos al horno  una  vez pinchada y  con unas legumbres encima para que no pierda la forma( sobre papel de horno las legumbres, para que las podamos retirar después sin problemas. Dejamos la masa en el horno bien caliente a 180º durante 8 minutos, mientras preparamos la crema. Cuando esté lista la masa retiramos las legumbres y ponemos la crema, volvemos a meter al horno y en unos 20 minutos estará lista. Cuidado por que al ser grande necesita más tiempo y no puede estar todo el tiempo con calor arriba se nos quemaría la masa, 10 minutos solo calor abajo y  los últimos minutos con calor arriba y abajo. Esta no se puede quedar tan doradita como los pequeños pues se nos quemaría la parte de abajo... se puede tostar con soplete o decorar con canela.











jueves, 27 de febrero de 2014

Profiteroles de crema



Los profiteroles o leonesas o petit choux,  son un postre muy agradecido, se hacen rápido, no dan mucho trabajo y la verdad es que quedas como una reina de los fogones.

En este postre si sigues las medidas bien no fallas
INGREDIENTES
250ml ( o se un vaso) de agua y leche mezclada, más agua que leche.
100 g de mantequilla
una pizca de sal
una cucharadita de azucar 
160g de harina fina
4 huevos.
PREPARACIÓN
Ponemos al fuego el líquido  con la sal y el azúcar y lo llevamos a ebullición. Cuando empieza a hervir retirar y añadir la mantequilla, remover e inmediatamente volcar de golpee toda la harina, remover con una espátula y volver a  poner al fuego, remover unos segundos con energía.
Retirar y dejar templar un poco, ir añadiendo los huevos enteros uno por uno, esto es fundamental, hasta que no esté perfectamente integrado y para ello es necesario dar vueltas con energía( esta es la clave para que queden ricos y no sepan luego a tortilla, jijiji). vamos añadiendo y mezclando cada uno, cuanto más añadimos más fácil resulta  fusionarlo, ya que la masa se va haciendo más líquida y adquiere brillo...
Cuando están todos metemos la masa en una bolsa o manga y sobre la bandeja del horno forrada con un papel de horno o silpat vamos haciendo pequeños montoncitos, teniendo en cuenta que duplican su tamaño. Con el horno bien caliente a 200 grados y precalentado mínimo 10 minutos,  metemos la bandeja y en unos  12- 15 minutos los vemos subir y adquirir un bonito tono doradito. Sacar y dejar enfriar. 
Para rellenarlos le hacemos un pequeño corte con unas tijeras y con manga pastelera vamos rellenando, yo los hice de crema   receta crema  pero quedan deliciosos con nata montada o con trufa.
 En salado rellenos de ensaladilla o txaca son un placer también..














miércoles, 19 de febrero de 2014

Arroz con patatas y bacalao




Plato por excelencia de mi madre, para mi  su especialidad, lo deja perfecto, me sabe a fiesta, a Semana Santa , a los primeros fríos, a chimenea... En fin que estoy deseando ir a casa de mi madre para que me lo haga...( Esto lo había puesto cuando puse las fotos y lo dejé en borrador, el deseo sigue siendo el mismo pero me temo que ya no se hará realidad...)


INGREDIENTES
Recortes de bacalao, con espina  y piel o hueso mejor...
3 patatas
1 taza de arroz 
cebolla, pimiento rojo,  ajo, sal, perejil, pimentón, laurel

Esta entrada la tenía preparada  desde hace  tiempo, ahora cobra relevancia en mi vida, han pasado cosas que me hacen ver el plato con un cariño especial, mis adorados madre y  padre ya no están conmigo físicamente, pero lo estarán por siempre en mi corazón, conmigo y con todos los que los queremos. Este es un pequeño recuerdo de todos los momentos vividos con ellos alrededor  de una mesa, disfrutando de los sabores del cariño, del amor que ponían en cada plato, de la felicidad que les producía tenernos juntos...
OS QUEREMOS MUCHO

ELABORACIÓN

Lavar los trozos de bacalao sin desalar. Poner la cebolla cortada en trocitos a pochar en medio vasito de aceite, utilizar una cazuela amplia y baja,  cuando esté blanda añadir  el pimiento también cortado en trocitos, dejar hacer unos  dos o tres minutos, añadir el bacalao e inmediatamente una cucharada de pimentón, rehogar y retirar del fuego. Poner las patatas cortadas en rodajas finas y rehogarlas, añadir la taza de arroz, volver a rehogar bien, poner una hoja de laurel y  5 tazas (la utilizada para el arroz) de agua.  Cuando empieza a hervir añadimos un diente de ajo cortado en trozos pequeñitos o machacado en mortero. 
En principio no es necesario poner sal ya que el bacalao está salado pero depende de las cantidades puede llegar a ser necesario, probar una vez que lleve un ratito de cocción y rectificar si fuera necesario.  Transcurridos veinte minutos lo retiramos del fuego, debe de quedar caldosito pero no mucho.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...