martes, 4 de junio de 2013

Emparedados y huevos rellenos


Emparedados enriquecidos

Ya que me ponía a hacer fritanga decidí tirarme al río y hacer dos variedades.
 Estos  emparedados están deliciosos. 
Es un sanwich frito, al que le he añadido bechamel. Para elaborarlo planché con el rodillo el pan, para que no resulte tan gordote el emparedado, ponerle una capita de bechamel, loncha de jamón, queso bechamel de nuevo y otra de pan,  yo le dejo los bordes al pan por que a mi es lo que más me gusta, pero lógicamente se puede, e incluso alguien pensará que se debe, quitar el borde.  Dejamos enfriar, cortamos cada uno de los sanwiches en 4 y pasamos por huevo y pan rallado. Freir en aceite abuundante bien caliente, que quede bien crujiente.







HUEVOS RELLENOS
 Cuando yo caminaba por Salamanca  intentando labrarme el futuro, gustaba de salir a tomar los pinchitos que ofrecían los distintos y muy variados lugares de la ciudad, y recuerdo siempre con que interés mi, entonces pareja y ahora marido, insistía en que fuéramos  a un sitio en concreto que "daban unos huevos rellenos deliciosos" y era cierto, estaban ricos y eran enormes, con uno ya tenías suficiente. Con ese nombre puede  parecer que estamos hablando de otra cosa, pero los huevos rellenos de ese bar era medio huevo hervido  bien  envuelto en bechamel y  empanado, una bomba, pero entonces  yo podía...
Cuento todo esto para poner en el camino del motivo que me llevó a hacer estos aperitivos tan ricos , por otro lado muy engorrosos...
Versioné esos huevos, creo que los hice más fáciles para las freidoras caseras que no tienen tanta profundidad y  el tamaño del medio huevo envuelto es excesivo.

Cocer huevos y pelarlos, dejarlos enfriar y cortar rodajas como de 1 cm. hacer una bechamel como para croquetas y poner en un  plato o fuente profunda una capa de bechamel, encima y separados unos de otros pero no mucho las rodajas de huevo duro, tapar con más bechamel. poner por encima un  papel de horno y colocar encima un peso cuando ya esté fría la bechamel, para dejar igualadita toda la superficie, 
Con un cortapastas redondo ir cortando cada trozo en el que hay huevo, pasar por harina, huevo y pan rallado, freír, como siempre en aceite caliente y abundante. 











10 comentarios:

  1. Aquí había una cafetería que los bordaba, tanto los emparedados como las croquetas de huevo como aquí los llamaban. Yo los tengo en el blog dedicados a la cocinera de ese bar que era gran amiga de mi madre. La verdad son dos cosas muy sencillas, pero muy, muy sabrosas que en mi casa encantan.
    Besinos

    ResponderEliminar
  2. Son una bomba... pero madre mía, que ricos deben estar!! Se ma hace la boca agua, así que haremos una excepción en la dieta!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahhhhhhh lo son.. peor de vez en cuando... jajajaja besos

      Eliminar
  3. Te ha quedado genial, ahora ya apetecen platitos así, no te parece?

    besos

    ResponderEliminar
  4. Jejeje el bar de Salamanca que ponía aquellos deliciosos huevos era el Mato, bien cerquita de la plaza Mayor. Estaban de escándalo, pero estos no le tienen envidia alguna. A mí los huevos me gustan de todas las maneras, pero esta es una que me encantan!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo besos que tú te los comiste muy bien...

      Eliminar
  5. ohhh que cosa mas rica, estos emparedados luego fritos, me han encantado, a la porra mi dieta! jejeje, te ha quedado espectacular,
    besos

    Silvia chup-chup-chup

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhmm Silvia, todos los días me la saltto, es que está todo taaaaan rico. Besos

      Eliminar

Si te ha gustado, si crees que puedes aportar alguna idea o simplemente quieres hacer un comentario, te lo agradezco. Gracias por visitar mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...