martes, 2 de octubre de 2012

Salsa de tomate

Cu
Teniendo pueblo y en el pueblo a mis padres, que cultivan los mejores tomates del mundo y teniendo además pasión por los buenos productos y la cocina no puedo dejar de hacer cada verano algunos tarritos de tomate frito, mi madre y mi suegra hacen mucho y  me surten la despensa,  pero a mi me gusta hacer algunos cuando los tomates están bien maduritos y tersos, finales de agosto, con mucha cebolla y algún toque de hierbas aromáticas, esta vez he elaborado la mitad con salvia y otra mitad con albahaca. Hice aproximadamente 10 kilos de tomates, para lo cual utilicé como tres vasos de aceite de oliva virgen, no muy llenos, y para el  sofrito tres cebollas hermosas.
 En una sarten con bastante aceite, porque el tomate frito para que esté rico tiene que llevar bastante aceite, aproximadamente un vaso por cada 3 kilos de tomate en crudo, pongo a freir  la cebolla cortada en juliana, con sal, dejar dorar removiendo de vez en cuando
  Para hacer el proceso de fritura más rápido una vez bien lavados los tomates y eliminado el pezón,  voy cortando los tomates por la mitad y los exprimo, para que suelten el exceso de zumo, los voy poniendo en cazuelas,. Los tomates irán soltando mucho líquido y como lo primero que hicimos fue  el sofrito  de cebolla voy quitando el exceso de líquido de las cazuelas y añadiendo a la sartén de la cebolla para ir reduciendo y para que el tomate se vaya ablandando, cuando ya esté blando juntamos  el sofrito con el tomate y ya dejamos hacer, que se fría hasta que esté espeso, este es el momento más engorroso, porque hay que remover continuamente ya que  se pega con facilidad y salpica mucho, recomiendo usar guante para no quemarse...
Dejar enfriar un ratito y meter la batidora, pasar por el chino la mezcla resultante ayudándose de la batidora.
En este punto he separado la mitad para  añadirle las hierbas picaditas, es muy importante que llegue a hervir  el conjunto para que se cocinen las hierbas, también es la momento de rectificar de sal, la mayoría de las recetas de salsa de tomate añaden azúcar, yo no, estos tomates no lo necesitan en absoluto, yo diría que son casi dulces y la cebolla le aporta el toque dulce  que necesita.
  Para conservar esterilizamos los botes, basta lavarlos bien y sin secarlos incluso dejando un poco de agua en ellos, meterlos unos segundos en el micro, con el vapor que se genera es suficiente. Llenar los botes y tapar en caliente, con esto es suficiente para que se conserven pero yo no me conformo, después del trabajo que supone prefiero no arriesgar, los hago al baño maría, dejo que llegue a hervir el agua y los retiro del fuego.





4 comentarios:

  1. Hola Pilar, que rico, que vusta tiene, mi madre también lo hace, de hecho voy a comer una rebanada de pan ahora con el tomate.
    Te invito a que pases por mi blog que estamos de sorteo!. Besos
    http://iwanttobeabigitgirl.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo estaba mirando, siempre le pego un repasito a todas las actualizaciones, soy una auténtica seguidora bloguera... me pongo al lio a ver si hay suerte, que me vendría de perlas jajajaja besos guapa

      Eliminar

Si te ha gustado, si crees que puedes aportar alguna idea o simplemente quieres hacer un comentario, te lo agradezco. Gracias por visitar mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...